sábado, 29 de julio de 2017


Llamado de Amor y de Conversión del Sagrado Corazón de Jesús
28 Julio 2017

¡Adora el precio de tu Redención! 

Alma fuiste comprada para el Reino de Dios con Sangre, con Mi Preciosa Sangre. La Primera Alianza de Mi Padre con su pueblo queda perfeccionada con la Nueva y Eterna Alianza, con el derramamiento de la Sangre del Sacrificio en la Cruz del Calvario. 

Esa Crucifixión, esa Alianza firmada con Mi Sangre, sellada con los clavos que traspasaron Mis Manos y Mis pies y por la lanza que traspasó Mi Costado, es la Alianza Nueva, es la Alianza Eterna, que se actualiza, que se hace viva nuevamente en la Santa Misa. 

Los hombres continuamente olvidaban la Alianza de Dios con sus padres, y el Padre Eterno llamaba profetas a que anunciaran nuevamente su Promesa, su Mensaje, su Alianza. Sin embargo a Mi Padre siempre se le ignoró. En la plenitud de los tiempos me envió, nacido de la Virgen Santísima, y también a su Hijo se le ignoró, se le odió, y se lo llevó hasta la Cruz. Y ahora suscito nuevos profetas a que anuncien otra vez Mi Evangelio, a que restauren otra vez Mi Iglesia 

¡Ay, hijos Míos, y a éstos también se les ignora y se les odia! Con el Corazón triste, pero lleno de Amor, humanidad: ¿hasta cuando te rendirás a Mis Pies? ¿Hasta cuando ustedes tendrán corazones de piedra? Con esas mismas piedras golpean a su Jesús. 

Queridos hijos, ¿hasta cuando rechazareis Mi Espíritu e ignorarán Mis Palabras? Les amo y quiero salvar al mundo entero ¡Escúchenme con el corazón! En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.