Llamado de Amor y de Conversión del Casto y Amante Corazón de San José
26 Julio 2017

El Instrumento: San José ha venido acompañado del Niño Jesús, de San Joaquín y de Santa Ana.

El Padre San José: Amadísimos hijos de Mi Castísimo Corazón, contemplen a la Sagrada Familia, regresen su mirada a la cueva de Belén, vean en esa oscuridad, que envolvía esa cueva, el frío, la dureza de las piedras y de la tierra, que la formaba. 
Ahí, en ese lugar, tan despreciado por el pueblo de Belén, Dios quiso nacer, Dios fue Niño, fue Hombre, amó con Corazón humano y sufrió el sufrimiento y el dolor humano, pero siempre fue fiel al Padre. 

Los exhorto, vean el misterio del Nacimiento del Niño: Dios puede transformar una cueva en una cuna, en un altar, en un sagrario; Dios puede transformar los corazones, pero éstos tienen que estar abiertos como la cueva de Belén estaba abierta, a pesar de ser un lugar incómodo, indeseable, estaba abierta. 

Hijos, abran la cueva del corazón, que el Niño Jesús transforme esas piedras en carne viva, en corazones sensibles, en corazones dispuestos a vivir la Palabra de Dios. ¡Oren! Oren, para que puedan comprender la importancia de la oración, la necesidad del ayuno; oren, para que puedan discernir Nuestras Palabras. ¡Oren por las familias! ¡Oren en las familias! La familia fue la primera creación magnífica de Dios y que Satanás, desde un principio, quiso destruir en el jardín del Edén. Y en estos Últimos Tiempos, Satanás lucha contra la familia, porque sabe que la Iglesia ha nacido del seno de la familia. 

Hijos, comprométanse con las intenciones de Jesús y de María. Les doy la bendición de la Santísima Trinidad: en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.